top of page

Student Group

Public·83 members

Menu Familiar Para Comer Sanamente Pdf 113



Usted no tiene que abandonar todas sus recetas favoritas para comer de forma más saludable. Varios cambios pequeños a sus recetas actuales pueden a menudo reducir en gran medida la cantidad de grasas saturadas y de sodio en su alimentación.




Menu Familiar Para Comer Sanamente Pdf 113



El organismo transforma muchos de los alimentos que consumimos en azúcar, llamada glucosa, y esta nos proporciona energía. Para usar la glucosa como energía, el organismo necesita insulina, una hormona que ayuda a que la glucosa ingrese a las células. Si un paciente tiene diabetes, es posible que su organismo no produzca suficiente insulina, que no use la insulina de manera correcta, o ambas cosas. Eso puede causar un exceso de glucosa en la sangre, lo que con el tiempo puede generar problemas de salud. El médico de familia puede referirlo a un médico especialista en la atención de pacientes con diabetes, llamado endocrinólogo. A menudo, el médico de familia trabajará directamente con el paciente para controlar la diabetes.


Si un paciente tiene prediabetes, hay cosas que puede hacer para prevenir o retrasar la diabetes tipo 2. Adelgazar puede ayudar, y comer sano y mantenerse físicamente activo puede hacer una gran diferencia. El paciente debe trabajar con el médico para establecer un plan que le ayude a elegir alimentos más saludables y a hacer ejercicio regularmente. Además, debe obtener ayuda para dejar de fumar (si es que fuma), porque los que fuman tienen más probabilidad que los que no fuman de desarrollar diabetes tipo 2. Debe asegurarse de preguntar con qué frecuencia debe revisarse las concentraciones de glucosa. El médico también puede hablar con el paciente acerca de tomar medicamentos para retrasar o prevenir la diabetes tipo 2.


Es importante pensar en el tamaño de las porciones cuando se calcula la cantidad para comer. Los tamaños de las porciones de bebidas y alimentos embotellados, envasados y de restaurantes han aumentado con los años. En esta tabla se muestra el tamaño de las porciones de algunos alimentos.


Cierta investigación muestra que las cantidades muy altas de isoflavonas pueden no ser seguras. Es importante comer alimentos con soja entera que pueden ofrecer beneficios para la salud y no productos de soja en forma de suplemento, polvo o píldora. Los productos con soja promocionados como suplementos alimenticios pueden tener riesgos para la salud.


Hay algunos beneficios al elegir alimentos orgánicos, y para algunas personas es una elección personal importante. Sin embargo, no existe suficiente investigación para demostrar que es mejor para la salud comer alimentos orgánicos. Comer más de estos alimentos no reducirá su riesgo de tener cáncer. Algunos alimentos orgánicos pueden ser más caros o más difíciles de encontrar en comparación con otros alimentos.


Para prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos, es importante comprar alimentos que sean seguros para comer y hacer, y almacenar los alimentos de manera segura. Para obtener más información, lea el recurso .


Por ejemplo, alguien que trata de bajar de peso podría beneficiarse de comer una variedad de verduras crudas y frescas y granos ricos en fibra. Pero si alguien tiene diarrea durante la quimioterapia o la radioterapia, aquellos alimentos no serían las mejores elecciones. Hable con su nutricionista dietista clínico para determinar qué alimentos es conveniente comer y cuáles es conveniente limitar o evitar.


Servicio de Medicina Integral646-449-1010www.mskcc.org/cancer-care/integrative-medicineEl Servicio de Medicina Integral de MSK ofrece muchas terapias para complementar (acompañar) la atención médica tradicional. Algunos de los servicios que se ofrecen son terapia musical, terapias mentales y corporales, terapia de baile y movimiento, yoga y terapia de contacto. Sus servicios están disponibles para usted, sus familiares y cuidadores, y para el público en general.


5. Esta Exhortación adquiere un sentido especial en el contexto de este Año Jubilar de la Misericordia. En primer lugar, porque la entiendo como una propuesta para las familias cristianas, que las estimule a valorar los dones del matrimonio y de la familia, y a sostener un amor fuerte y lleno de valores como la generosidad, el compromiso, la fidelidad o la paciencia. En segundo lugar, porque procura alentar a todos para que sean signos de misericordia y cercanía allí donde la vida familiar no se realiza perfectamente o no se desarrolla con paz y gozo.


6. En el desarrollo del texto, comenzaré con una apertura inspirada en las Sagradas Escrituras, que otorgue un tono adecuado. A partir de allí, consideraré la situación actual de las familias en orden a mantener los pies en la tierra. Después recordaré algunas cuestiones elementales de la enseñanza de la Iglesia sobre el matrimonio y la familia, para dar lugar así a los dos capítulos centrales, dedicados al amor. A continuación destacaré algunos caminos pastorales que nos orienten a construir hogares sólidos y fecundos según el plan de Dios, y dedicaré un capítulo a la educación de los hijos. Luego me detendré en una invitación a la misericordia y al discernimiento pastoral ante situaciones que no responden plenamente a lo que el Señor nos propone, y por último plantearé breves líneas de espiritualidad familiar.


17. Los padres tienen el deber de cumplir con seriedad su misión educadora, como enseñan a menudo los sabios bíblicos (cf. Pr 3,11-12; 6,20-22; 13,1; 29,17). Los hijos están llamados a acoger y practicar el mandamiento: Honra a tu padre y a tu madre (Ex 20,12), donde el verbo honrar indica el cumplimiento de los compromisos familiares y sociales en su plenitud, sin descuidarlos con excusas religiosas (cf. Mc 7,11-13). En efecto, el que honra a su padre expía sus pecados, el que respeta a su madre acumula tesoros (Si 3,3-4).


30. Ante cada familia se presenta el icono de la familia de Nazaret, con su cotidianeidad hecha de cansancios y hasta de pesadillas, como cuando tuvo que sufrir la incomprensible violencia de Herodes, experiencia que se repite trágicamente todavía hoy en tantas familias de prófugos desechados e inermes. Como los magos, las familias son invitadas a contemplar al Niño y a la Madre, a postrarse y a adorarlo (cf. Mt 2,11). Como María, son exhortadas a vivir con coraje y serenidad sus desafíos familiares, tristes y entusiasmantes, y a custodiar y meditar en el corazón las maravillas de Dios (cf. Lc 2,19.51). En el tesoro del corazón de María están también todos los acontecimientos de cada una de nuestras familias, que ella conserva cuidadosamente. Por eso puede ayudarnos a interpretarlos para reconocer en la historia familiar el mensaje de Dios.


33. Por otra parte, hay que considerar el creciente peligro que representa un individualismo exasperado que desvirtúa los vínculos familiares y acaba por considerar a cada componente de la familia como una isla, haciendo que prevalezca, en ciertos casos, la idea de un sujeto que se construye según sus propios deseos asumidos con carácter absoluto[12]. Las tensiones inducidas por una cultura individualista exagerada de la posesión y del disfrute generan dentro de las familias dinámicas de intolerancia y agresividad[13]. Quisiera agregar el ritmo de vida actual, el estrés, la organización social y laboral, porque son factores culturales que ponen en riesgo la posibilidad de opciones permanentes. Al mismo tiempo, encontramos fenómenos ambiguos. Por ejemplo, se aprecia una personalización que apuesta por la autenticidad en lugar de reproducir comportamientos pautados. Es un valor que puede promover las distintas capacidades y la espontaneidad, pero que, mal orientado, puede crear actitudes de permanente sospecha, de huida de los compromisos, de encierro en la comodidad, de arrogancia. La libertad para elegir permite proyectar la propia vida y cultivar lo mejor de uno mismo, pero si no tiene objetivos nobles y disciplina personal, degenera en una incapacidad de donarse generosamente. De hecho, en muchos países donde disminuye el número de matrimonios, crece el número de personas que deciden vivir solas, o que conviven sin cohabitar. Podemos destacar también un loable sentido de justicia; pero, mal entendido, convierte a los ciudadanos en clientes que sólo exigen prestaciones de servicios.


38. Debemos agradecer que la mayor parte de la gente valora las relaciones familiares que quieren permanecer en el tiempo y que aseguran el respeto al otro. Por eso, se aprecia que la Iglesia ofrezca espacios de acompañamiento y asesoramiento sobre cuestiones relacionadas con el crecimiento del amor, la superación de los conflictos o la educación de los hijos. Muchos estiman la fuerza de la gracia que experimentan en la Reconciliación sacramental y en la Eucaristía, que les permite sobrellevar los desafíos del matrimonio y la familia. En algunos países, especialmente en distintas partes de África, el secularismo no ha logrado debilitar algunos valores tradicionales, y en cada matrimonio se produce una fuerte unión entre dos familias ampliadas, donde todavía se conserva un sistema bien definido de gestión de conflictos y dificultades. En el mundo actual también se aprecia el testimonio de los matrimonios que no sólo han perdurado en el tiempo, sino que siguen sosteniendo un proyecto común y conservan el afecto. Esto abre la puerta a una pastoral positiva, acogedora, que posibilita una profundización gradual de las exigencias del Evangelio. Sin embargo, muchas veces hemos actuado a la defensiva, y gastamos las energías pastorales redoblando el ataque al mundo decadente, con poca capacidad proactiva para mostrar caminos de felicidad. Muchos no sienten que el mensaje de la Iglesia sobre el matrimonio y la familia haya sido un claro reflejo de la predicación y de las actitudes de Jesús que, al mismo tiempo que proponía un ideal exigente, nunca perdía la cercanía compasiva con los frágiles, como la samaritana o la mujer adúltera. 350c69d7ab